top of page
Search
  • Writer's pictureDaniela Ibáñez

Bajo asalto



Entre la pared y el arma de fuego

No ves escapatoria obvia

No puedes ni tocarte

Para medir tus pertenencias

Helada ante el secuestrador

Cuyo rostro no puedes visualizar

Capaz si podrías ver

Tan solo tu medida

No hubieras sido blindada por el miedo

¿Se trata de un castro-chavista?

¿De un derechista de extremas?

¿De un populista enfurecido?

¿Del político que te dio igual

si salía o no?

No sabes

O no puedes ver

Pues te blinda el miedo

Ese de enfrentar la naturaleza humana

Cajas fiscales

Préstamos del Fondo Monetario Internacional

Carreteras con adendas exorbitantes

Relojes Rolex en la sala del pleno,

Falta de propuestas concretas

El absolutismo de la voluntad del pueblo

Golpes de Estado

Disolver al Congreso

Jueces comprados

Negligencia

Ambición

No es suficiente,

Quieren más

No nos gusta la política hoy,

Es demasiado traumática

verla a los ojos

Por lo que es

Sentimiento familiar de abrumo

De pánico

Que te roben hasta de esa monedita extraviada

Que siempre anduvo en tu bolsillo

Te aterra

La extensión del crimen

Que ni siquiera tienes la voluntad

De discernirlo

Bajo asalto

América Latina

Por corporativo brasilero

División histórica desde

El tratado de Tordesillas

Esta vez no se ampara la ley colonizadora

Esto va más allá de la Constitución

De Bolívar

De España contra Portugal

Buscando oro, plata, riqueza

Aunque la historia parezca muy parecida

Todo huele a crimen,

Hay tanto crimen

Que los criminales tratan de imperar justicia

A los otros criminales

El pueblo, la divinidad, el toro mítico,

Criatura peligrosa y desenfrenada

Se agarra ante el arma de protección más próxima

Pero decidiste

Ampararte en miedo

No ver la realidad, nublarte adrede

Pues es más fácil

Ser cómplice pasivo que políticamente activo

Pues el último ya es casi

Un insulto, un desdén, un impropio

De la naturaleza humana,

Y prefieres adherirte

Al ánimo de la turba,

de la voluntad popular

Sea lo que signifique

Deja de blindarte

Cómplice, víctima

En la política no hay justicia

Pero si discusión moral

No te ampares en el miedo

En la cómoda ignorancia

Muévete por las verdades incómodas

Sal del bosque medieval

Y de las herejías que nacían

De la mugre encantada

Los cuentos de hadas

Son para la voluntad popular

Las constituciones son

Para quienes ya crecimos

Veamos nuestra historia por lo que es

Tumultuosa, criminal,

a veces democrática, sazonada,

frustrante, mezclada,

pasional, apátrida,

conveniente, contagiosa,

desalentadora, villanesca y

con pocos héroes,

bajo asalto por si misma.

Dejemos de enredarnos

Por nuestro propio crimen

Salgamos de los heraldos negros

De los cálices incendiarios,

De la mano dura arbitraria

Del colectivo esquizofrénico

Del individuo minimizado

Del caldo del lomo saltado

Con esta nota graciosa,

Digamos una y otra vez,

Formemos patria

34 views0 comments

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page